7 síntomas de síndrome de ovario poliquístico que no debes pasar por alto Aunque por separado pueden deberse a diferentes condiciones, si presentamos varios de estos síntomas es conveniente acudir al especialista para que nos examine y verifique la salud de nuestros ovarios

Salud 324 Visitas

El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es un problema de origen hormonal que, por su impacto en la salud, afecta la calidad de vida de la mujer.

Es una condición en la que se forman pequeños quistes o folículos en los ovarios, además de causar un engrosamiento en el revestimiento de estos.

Suele presentarse durante la etapa de la adolescencia, aunque también puede darse en otros momentos de la edad fértil.

Dado que se produce por los altos niveles de andrógenos, también conocidos como hormonas masculinas, quienes la padecen pueden sufrir infertilidad.

Además, debido a este desequilibrio, se puede desencadenar otros incómodos síntomas que impiden llevar una vida plena y saludable.

Por fortuna, tras detectarlos, las pacientes pueden acceder a tratamientos médicos que ayudan a mantenerlo bajo control.

Teniendo en cuenta que algunas lo pueden pasar por alto, a continuación, queremos revelar 6 señales que pueden alertarlo.

1.Manchas en la piel.

Existen múltiples factores que influyen en la aparición de manchas oscuras en la piel; sin embargo, cuando estas se forman de repente, en áreas visibles, es probable que su causa tenga que ver con un desbalance hormonal.

 Las mujeres cuya producción de andrógenos es descontrolada tienden a tener niveles altos de insulina en la sangre y, debido a esto, suelen padecer manchas en:

  • Cuello
  • Axilas
  • Rostro
  • Manos
  • Área superior de los muslos
  1. Dificultades para concebir o infertilidad

Son muy pocas las mujeres que, pese a tener síndrome de ovario poliquístico, tienen un útero y óvulos saludables.

La mayor parte de las veces la principal consecuencia de esta condición es la reducción de la ovulación y, por lo tanto, los problemas para lograr quedar embarazadas.

 Los descontroles hormonales dificultan la concepción y, cuando se logra, suele acarrear graves complicaciones y riesgos.

 Sin embargo, gracias a los avances médicos, en la actualidad hay varios tratamientos para inducir una ovulación normal en estos casos.

  1. Aumento de peso

El aumento de peso descontrolado puede tener su origen en los desbalances hormonales que caracterizan el síndrome de ovario poliquístico.

 Por desgracia, cerca de la mitad de las pacientes con esta condición suelen presentar este síntoma conforme avanza el problema.

Si bien puede sobrellevarse con una dieta saludable y ejercicio regular, también es fundamental solicitar ayuda médica para controlar la sobreproducción de hormonas.

  1. Acné crónico

El acné es un problema cutáneo que puede desarrollarse en diferentes grados de gravedad, en función del factor que lo provoque.

 Dado que produce granos notorios en la piel, quienes lo padecen suelen tener problemas de autoestima y seguridad.

 En este caso se da de forma crónica debido a la producción excesiva de testosterona, una hormona que, en la mujer, debería segregarse en cantidades moderadas.

  1. Crecimiento excesivo de vello

Las mujeres que padecen síndrome de ovario poliquístico suelen tener hirsutismo, es decir, crecimiento de vello corporal excesivo.

 Aunque es normal que todas tengan pequeños vellos en varias partes del cuerpo, no es común que este crezca grueso y en grandes cantidades.

 Su causa es la producción elevada de testosterona, ya que, en las féminas, esta afecta la piel y los folículos pilosos.

  1. Caída del cabello

La caída excesiva del cabello tiene múltiples causas y, ante esta, es necesario analizar si su origen es interno o externo.

 En algunos casos se produce por anemia o deficiencias nutricionales, dado que el cabello requiere nutrientes para mantenerse fuerte.

 Otras veces se producen por el uso de cosméticos y elementos de calor, puesto que estos debilitan de forma directa las fibras capilares.

 No obstante, cuando viene acompañada de varios de los síntomas anteriores, es fundamental chequear si su aparición tiene que ver con el síndrome de ovario poliquístico.

 Esto no solo porque los descontroles hormonales afectan la salud capilar, sino porque también pueden interferir en la capacidad de absorción de los nutrientes.

  1. Ansiedad y depresión

La actividad hormonal en las pacientes con este trastorno suele provocar cambios bruscos de humor, con tendencia a la ira y la irritabilidad.

 Las afectadas suelen caer con facilidad en estados de depresión y ansiedad, dado que los síntomas afectan su imagen corporal, su vida sexual y la fertilidad.

 Estas situaciones deben tenerse muy en cuenta, puesto que, además del tratamiento médico, pueden requerir ayuda psicológica.

 En conclusión, aunque los síntomas mencionados pueden aparecer ante otras enfermedades, es fundamental analizar si tienen algo que ver con esta condición.

 Los médicos pueden detectarlo a través de exámenes médicos y, posteriormente, recetar el tratamiento más apropiado para cada caso.

Compartir

Comentarios