El hombre halló una almohada en el refri y se burló de su esposa, pero en la noche fue ella quién rió El calor puede ser muy agobiante, sobre todo en las noches cuando pretendemos que nuestro cuerpo repose totalmente sobre la cama. Por eso, esta mujer tuvo una gran idea. Pero, comencemos la historia por el final.

Curiosidades 303 Visitas

Imagina que una mañana te levantas, vas a la cocina y abres el refrigerador para sacar un zumo de naranja. Y, ¿qué hallas? Una almohada. Solo viven en la casa tu esposa y tú. ¿Qué puedes pensar? Obviamente, “mi esposa está loca”.

Esta fue la reacción del esposo de esta mujer: él río hasta la saciedad al encontrar la almohada en la nevera. Pero, ¿qué pasó en la noche? Pretendían dormir en una noche muy calurosa. Las sábanas parecían un volcán hirviendo. Él daba vueltas de un lado hacia el otro en la cama hasta que lo rindió el sueño, pero su almohada estaba muy caliente, había recogido todo el calor de su cuerpo. Sin embargo, la almohada de su esposa estaba fresca, helada, lista para ofrecer el mejor de los reposos.

Ya lo sabes, si tienes mucho calor, puedes optar por una de estas opciones caseras para mejorar la temperatura:

Coloca varios cubitos de hielo delante de un ventilador.

Pon tus pies en una bañera fría durante 5 minutos o colócate calcetines húmedos.

No pongas ningún electrodoméstico u otras fuentes de calor en tu dormitorio.

Una toalla húmeda debajo de la ventana funcionará como un aire acondicionado natural.

Con estos trucos disfrutarás de un verano menos caluroso.

Fuente: bdzhola.com

Compartir

Comentarios