Oración que @lejara cualquier cosa mala de ti, persona – envidia, magia negra y energía negativa…* Si bien es cierto, a veces las personas de nuestro entorno pueden llegar a tener tanto vibraciones positivas como negativas y nosotros no nos daríamos cuenta.

Hogar 640 Visitas

Sin embargo, la envidia, el rencor, el egocentrismo y los malos pensamientos de las demás personas pueden influir bastante en nuestras vidas y no precisamente de la mejor manera. Para evitar este tipo de situaciones, lo mejor es encomendarnos a San Benito mediante una oración.

El poder de la oración puede sanar y quitar todos nuestros males, lo importante es tener la fe y convicción de que todo lo que nos perturba va a desaparecer en poco tiempo.

Tenemos que aprender que hay ocasiones en las que necesitamos ayuda divina y que, si pedimos, se nos dará lo solicitado. Recita esta oración todas las noches antes de dormir y notarás los cambios positivos en tu vida.

Oración a San Benito para alejar las malas energías

“San Benito, santo glorioso y ejemplar, el que a todos cuida y al que siempre voy a recurrir, hoy he venido a ti, implorando tu misericordia para que nada malo le pase a mi familia y que me protejas noche y día. San Benito, aleja de mi a todas las personas que pretendan hacerme daño, las que tengan malos pensamientos hacia mí, envidia e intenciones pecaminosas.

Oh San Benito, tu que sabes por todo lo que yo he pasado y lo que aún me toca por recorrer, conviértete en mi guía, reconforta mi alma, cuerpo y espíritu. Disipa mis males y dolores, erradica los pensamientos cargados de ira y rencor y, en su lugar, sólo deja amor, esperanza, fe y buena fortuna.

No dejes que nada me dañe ni a mí, ni a mi familia.

Santo redentor, en ti dejo a las personas que han querido hacer males a mi costa, solo quiero que se haga justicia y que nada me afecte. Por favor San Benito, destruye cualquier hechicería, trabajo, embrujo y trampas que los demás emprendan en mi contra. Elimina la dependencia y cualquier cosa que termine por hacerme ver mal física o psicológicamente.

Te pido que traigas la buena fortuna a mi familia, la paz, el amor, alegría, sabiduría, entendimiento, confianza y sobre todo, bondad. No permitas que en mi corazón albergue la avaricia y la envidia, quita todo mal que se encuentre en mi cuerpo y espíritu. A ti San Benito, te doy las gracias por conceder todas las peticiones que te he hecho hasta ahora y te imploro se me sean concedidas las presentes.

Pido a Dios todopoderoso, a la Virgen María, Jesús el mesías y a toda la legión de ángeles que nos cuiden tanto a mi como a mi familia y a todas las personas de buen corazón. San Benito, ampárame, guíame, ilumíname y no me dejes sola ni hoy, ni nunca, Amén.”

Compartir

Comentarios